​Micropigmentación; la técnica que oculta cicatrices

​Micropigmentación; la técnica que oculta cicatrices
Ana Laura Delgadillo
Ana Laura Delgadillo
Licenciatura en ciencias de la comunicación con experiencia en redacción de artículos con temas enfocados a los procedimientos estéticos y cualquier especialidad que permita aportar a tu belleza.
Creación: 28 ago 2018 · Actualización: 16 jul 2019

Actualmente la Micropigmentación es una de las técnicas estéticas con mayor demanda, en especial para aquellas personas que desean lucir un maquillaje permanente o semipermanente: delineado de labios, cejas, párpados… No obstante, esta técnica también es por fines médicos, puesto que logra pigmentar una de las lesiones que representa complejos en las personas: cicatrices.

En la actualidad este problema estético se puede corregir gracias a la Micropigmentación para cicatrices, la cual logra disimular las cicatrices pequeñas de la piel que pueden surgir a causa de quemaduras. Asimismo, también la técnica ideal para corregir asimetrías en las areolas de los senos femeninos.

Las cicatrices se plasman en la piel ocasionando una mala estética. Debido a las condiciones que presentan, las personas buscan soluciones para terminar con aquel complejo que les acarrea. Lamentablemente estas marcas no se pueden controlar, ya que pueden aparecer tras sufrir algún accidente o una cirugía que incluso no estaba considerada. Sin embargo, sea cual sea el motivo de la cicatriz, en definitiva nadie desea lucir estas marcas tan visibles.

Cada vez son más las personas interesadas por el tratamiento de micropigmentación para eliminar cicatrices, incluso cirujanos plásticos se inclinan por este tratamiento para corregir la estética de las personas.

Este tratamiento suena interesante y resulta demasiado tentador, pero antes de realizarlo es necesario saber de qué trata, cómo se realiza y qué cuidado se deben seguir.

¿Qué es la Micropigmentación?

La micropigmentación es la técnica a través de la cual se aplican pigmentos hipoalergénicos directamente en la epidermis.

La función de estos elementos es de cubrir el color de la piel. Recordemos que en una cicatriz es común notar dos tonos: el tono de la cicatriz (blanco, rojo) y el tono de la piel. Por lo tanto, gracias a esos pigmentos la piel luce uniforme en color, sin embargo, los resultados son temporales y es necesario practicarlo una o dos veces al año.

La duración de la Micropigmentación para cubrir las cicatrices depende del tipo de piel que tenga el paciente y de los cuidados posteriores que invierta. Se recomienda no exponerse al sol y se deben aplicar cremas en la rutina diaria para hacer más duraderos los resultados.

El objetivo principal de la Micropigmentación de cicatrices es camuflar la marca mediante una especie de tatuado con una tinta de color muy similar al de la piel de la persona. Permitiendo así que la piel luzca igualada en color.

Para descartar riesgos y obtener resultados eficaces, es importante que la técnica se aplique únicamente por profesionales que tengan experiencia en la Micropigmentación para cicatrices, ya que el proceso de micropigmentación de cicatrices se debe dar de manera personalizada, atendiendo el tipo de cicatriz que presenta la persona, tipo de piel, tipo de color...

Para realizar el tratamiento se requieren de dos a tres sesiones, con un intervalo de cuatro semanas. Lo principal en esta técnica es ajustar el tono de la piel a a cicatriz para así obtener resultados naturales.

Tipos de Micropigmentación para camuflar cicatrices

Cabe señalar que no se emplea la misma técnica para tratar todas las cicatrices, cada una de ellas debe recibir un tratamiento personalizado. Regularmente se divide en dos categorías (Micropigmentación estética y Micropigmentación paramédica), todo depende de las razones por las cuales se debe aplicar.

Micropigmentación para cicatrices

Para camuflar una cicatriz existen diferentes técnicas, puesto que no presentan las mismas condiciones y no surte el mismo efecto utilizando siempre la misma técnica.

  • Cicatriz queloide. Ante esta lesión en la piel significa un reto realizar la Micropigmentación, ya que esta cicatriz tiene como principal característica ser realmente gruesa, además, sobresale de la piel y se expande más allá de la herida inicial.
  • Cicatriz por contracturas. Esta marca en la piel se debe principalmente a las quemaduras de manera frecuente. Ante estas condiciones, la piel tiende a endurecer e incluso puede afectar a los músculos que se encuentran debajo de ella.
  • Cicatriz hipertrófica. Son muy similares a la cicatriz queloide, ya que poseen relieve. En cambio, esta cicatriz no se expanden más allá de la herida original.
  • Cicatriz atrófica. Esta cicatrices son muy finas, incluso se llegan a comparar con el papel de un cigarrillo, tanto en su color como en grosor.
  • Marcas de acné. Una cicatriz en el rostro en la mayoría de las veces tiene relación a las secuelas del acné. Estas cicatrices se caracterizan por formar pozos profundos en la piel.

Entre los factores que determinan qué tipo de técnica de micropigmentación se debe utilizar son: profundidad de la herida, extensión de la cicatriz, tiempo de curación, factores genéticos a la cicatrización, edad del paciente. Tras conocer las condiciones de la cicatriz que presenta la persona, se procede a brindar el tratamiento que más se ajuste a lo que necesita y que en especial responda con efectividad al momento de camuflar la cicatriz.

Micropigmentación de pezón

La técnica de Micropigmentación para corregir las cicatrices en areolas es una de las más solicitadas después de haber amamantado a un bebé o por la pérdida de peso. Sin embargo, otra de las razones más comunes para solicitar este tratamiento es una masectomía o reducción de mamas. Por estos factores, las areolas resultan atrofiadas e incluso se pierden, pero gracias a la Micropigmentación se reconstruye la areola de manera visual.

Tras la aplicación del maquillaje o de los pigmentos en la zona de la areola, se logra construir utilizando un color muy similar. Dentro de la reconstrucción estética la Micropigmentación es fundamental tras una mastectomía, ya que gracias al color que utiliza se puede mejorar la apariencia del pezón.

Artículo relacionado_La micropigmentación y sus diferentes aplicaciones

¿Cuándo se recomienda realizar este tratamiento?

Para someterte a este tipo de tratamiento se debe esperar a que la cicatriz esté en su totalidad formada. Sin embargo, es el médico quien decide si el tejido se encuentra en las condiciones para ser pigmentado. Es importante estudiar qué tipo de cicatriz presenta el paciente, de lo contrario podría empeorar la condición de estas. Las cicatrices que requieren de especial cuidado son las hipertróficas y queloides.

Para iniciar el proceso de micro pigmentación en una cicatriz se debe esperar por lo menos entre seis a 12 meses, o bien, una vez que haya tomado una coloración blanquecina.

Los resultados se pueden apreciar en un corto plazo, únicamente basta con esperar a que la inflamación y rojez que presenta la piel a causa de aplicar los pigmentos haya disminuido. No obstante, la micropigmentación de cicatriz únicamente atiende la coloración de esta marca, entonces, la persona no va a notar ningún cambio en la textura de su cicatriz.

Después del camuflaje de cicatrización

La cicatrización comenzará a darse después de 7 a 15 días, según la persona. Durante este proceso es normal que se note un aumento de pigmentación, es decir, sentirá que los pigmentos están más cargados; es común que los pigmentos presenten variaciones de color antes de estabilizarse de manera definitiva.. También es normal que la zona comience a generar costra.

La Micropigmentación conlleva abrir mínimamente la piel, pero ello no impide que se forme una ligera capa protectora sobre la lesión. Entonces, es necesario que la persona no se rasque la zona tratada y evite retirar aquella capa de piel protectora.

Al transcurrir de 15 a 21 días, es común observar que la coloración de los pigmentos se reducen de manera drástica. Lo cual se debe a la renovación del colágeno.

En los días 21 a 40, son los resultados definitivos, la piel ya se muestra reparada en su totalidad. Aquí se aprecia la coloración del pigmento, puesto que ya se ha fijado en la zona tratada y se mezcla con el colágeno de la piel.

Una vez terminado el periodo de recuperación, 40 días, el paciente regresa con el especialista en Micropigmentación para valorar los resultados y determinar si es necesaria o no una segunda sesión de retoque.

Sources:

  • https://micropigmentacionmadrid.es
  • http://www.esbeltic.com
  • https://www.sil-k.es

La información que aparece en Multiestetica.mx en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.mx no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Encuentra a tu doctor