Para mi todos los dias son un verme al espejo y darme cuenta que realmente necesito la operación de reducción, no me duele el cuello pero mi autoestima está lastimada. Tengo un talle corto por lo que tener busto grande hace que el 90% de las veces me vea con mucho volumen arriba. Me pongo trajes de baño y casi quiero llorar, ninguno se me detiene tengo que usar completos que son los más aburridos. Nunca he operado mi cuerpo por vanidad. Y me es muy difícil identificar si esto es vanidad o no.... entro en conflicto y siempre termino pensando que debo amar mi cuerpo como Dios me lo dio. No se que hacer o pensar... auxilio!

1 comentario

Me acabo de operar de una reducción de mamas, era talla D y me dejo en C. Mi motivación era verme mejor y más delgada, mi miedo era que no me viera bien con mi nueva talla, lo más difícil fue que se me abrieron unos puntos y me tuvieron que volver a coser y lo mejor es que me gustó mucho el resultado, me siento satisfecha con el resultado.

7 comentarios

Despues de haber pasado por varios episodios de dolor en cervicales y hombros causados por el peso de mi busto el Dr me sugirió la reducción del busto. El IMSS no quiso realizar la cirugía argumentando que se consideraba un procedimiento estético y que tenia q haber pasado por una cirugía por cáncer de mama, creo que si deben de considerarlo ya que se pueden tener consecuencias mas graves con el tiempo. Hace un mes y medio que me sometí a la cirugia y obvio q hubo molestias porque te remueven todo, la recuperación es lenta y salen muchas dudas de si es norma, que no salga nada por el tubo de drenaje, que se reseque el área de la aureola, en fin!, y ademas el recibir comentarios buenos y malos del porqué tomé esta decisión; así que si alguien decide realizarse este procedimiento yo les aconsejaría que tenga mucha paciencia y siga al pie de la letra las recomendaciones de su médico, ya que no es cualquier cosa, si bien no compromete un órgano vital, si es una área delicada y sensible.

6 comentarios
Reducción de busto, estaba acomplejada porque lo tenia muy grande y feo. Liposucción, después de mi embarazo me quedó tanto vientre que deformaba mi cuerpo. Lipectomia, después de la liposucción pues la piel quedo muy suelta. Implantes de busto, después de bajar mucho de peso mi busto quedó totalmente flácido y pequeño, como de viejita. No tuve ningún miedo, porque era muy joven cuando me hice estos procedimientos y la verdad, medía los riesgos. Inmediatamente después de la cirugía, los normales de cualquier anestesia. Y a los siguientes días ninguno negativo que no quitara con alguna pastilla para el dolor, nada extra de lo ordinario. Lo mejor después de estos procedimientos, fue el bienestar interno, el cambio físico obviamente fue totalmente positivo.
3 comentarios

Soy Iraís, tengo 17 años y mi cirugía fue una mamoplastia de reducción. Desde temprana edad tuve un desarrollo intenso, en donde me creció el busto a los 11 años; al inicio era agradable, pero era un ritmo de crecimiento incontrolable. Pronto pasé de no tener copa a ser +DD, en menos de un año exactamente. Pronto mi línea se volvió amorfa y fue tan incómodo que tenía inseguridad y no podía realizar varias de mis actividades favoritas. Convencí a mi mamá de ver cotizaciones viables, y gracias a esta página conocí a la doctora perfecta para la cirugía. Hace dos meses me operaron. Naturalmente tenía mucho miedo, por las cicatrices y que el resultado no me gustara, pero se trata de que tu cirujan@ te de la confianza.

9 comentarios