Desde que tengo memoria había soñado con cambiar aquella parte de mi cara que tantos complejos me causaba: mi naríz... era ancha, poco armoniosa con el resto de mi cara y totalmente antiestética, sin mencionar que no me permitía respirar correctamente; intenté todo para cambiar su forma, desde maquillaje, hasta moldeadores coreanos que no hacían más que estrujarme la naríz, sin ningún resultado aparente. No sería necesario recalcar que mi autoestima se encontraba total y absolutamente rozando los suelos, que me sentía fea y que atravesaba por una relación que me dejó absolutamente dañada física y emocionalmente. Un buen día, me hice de valor y agendé una cita con el cirujano plástico. Me explicó el procedimiento, el costo y me recomendó también una bichectomía. El total de ambas cirugías sumaba treinta y tres mil pesos mexicanos, los cuáles tendría que cubrir el día de la cirugía, y un mes y medio después, que había reunido el dinero, por fin acudí a que me programara. Recuerdo muy bien aquel viernes, y el nerviosismo que me entró cuando decidió programarme para el martes próximo a aquel día. ¡Mi sueño por fin se volvía realidad! ¡Sería la última vez que miraría mi cara luciendo de aquella manera! Y tal cómo me lo indicó, la mañana de la cirugía hice mi última comida a las 7:00 a.m. y seguí todas sus indicaciones hasta las 13:00 hrs. que entraría al quirofáno. ¡Estaba muy nerviosa! Despinté mis uñas, me até el cabello y me puse la bata en la sala prequirúrgica; me senté en la cama y esperé a que la enfermera me pusiera el suero intravenoso, luego un enfermero muy amable me tomó algunas fotos y me llevó al quirófano, mas o menos entré a las 14:30 horas; una vez ahí me hizo recostar mientras ponía artefactos para checar mi ritmo cardíaco y tras una corta charla con el anestesista un par de inyecciones en mi tubo intravenoso, y unos cuántos segundos, caí dormida. Fue como si hubieran apagado mi interruptor de encendido. La cirugía terminó aproximadamente a las 16:00 horas; lo único que recuerdo después, fue despertar en la sala de recuperación muy confundida, con un poco de dolor en las mejillas y sin poder respirar por la nariz. Permanecí ahí un par de horas, el Dr. Muñoz Márquez hizo mi receta, la cuál consistía en ketorolaco para el dolor y amoxicilina cómo antibiótico y pude regresar a casa. Aquella noche, fué fácil. Me recosté sobre tres almohadas y caí rendida, pero los siguientes días no fueron tan sencillos: mi naríz no dejaba de sangrar, casi no comía porque tenía doloridas las mejillas, y ésos dos días antes de que me fueran retirados los tapones, me hinché hasta límites insospechados. Aquel tercer día, la cara me punzaba y cualquier movimiento en el auto me causaba dolor. Tras la extracción de los tapones, el dolor y el drenado aumentó, pero el doctor me recalcó en todo momento que esto era normal. Fuí a casa, tomé un par de pastillas análgesicas y me quedé dormida, a partir de ahí todo fué mejorando. Mi cara comenzó a deshincharse rápidamente, ¡A los seís días ya sólo tenía cinta micropore y había vuelto al trabajo! La heridas orales de la extracción de las bolsas de bichat, sanaron exteriormente en algo así como tres días y aunque aparentemente aún estaba muy hinchada, me veía normal. Comencé a acudir a citas cada semana, luego cada quince días, y posteriormente cada mes, hasta los tres meses; el Dr. siempre estuvo muy accesible a atenderme el teléfono y darme consultas cada vez que yo tenía una duda. Lo peor fueron los primeros tres días, lo mejor ha venido desde entonces. Mi cara cambió en demasía (y no me van a dejar mentir) me siento absolutamente felíz con los resultados que además lucen totalmente naturales. Mi doctor es un profesional que sabía que era lo que necesitaba, incluso mejor que yo, y lo voy a recomendar toda la vida porqué me ha hecho inmensamente felíz con su trabajo excepcional. Creo que todas aquellas personas a las cuáles algún rasgo físico les acompleje de tal manera cómo mi nariz me acomplejaba a mí, sabrán que esto va más allá de la frívola vanidad con la que quiénes critican la cirugía plástica califican estos procedimientos. No es sólo ""exterior"", porque verse al espejo con decepción causa un dolor emocional que ninguna terapia psicológica cura. Porqué no permite "animarse", y actuar, no permite vivir plenamente, y sentirse capaz de ir por el mundo pisando con seguridad y paso firme. Muchas gracias por concederme este espacio, espero que esto pueda ayudar a alguien que lo necesite a dar este enorme paso que no hará más que beneficiar y traer sonrisas a sus vida, ante todo claro está, acudiendo con un cirujano certificado ante la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica y Reconstructiva. Con una sonrisa enorme pintada en la cara, y disfrutando de ver mi hermosa naríz en el espejo, Jackie C."

La rino que siempre soñé
JanneteSanchez · 17 ago 2018

Pues yo siempre me sentí acomplejada por la anchura de mi nariz. Desde que era niña y comenzaron los comentarios respecto al ancho de mi nariz me sentía súper mal, incluso hubo veces que estuve apunto de llorar por lo mismo. Cuando me empezó a llamar la idea de operarme y se lo comenté a mi mamá, desde un inicio se mostró el contra de que me operara, obvio no iba a solventar el gasto de una rinoplastia, por lo que decidí juntar dinero para poder hacer la operación que tanto anhelaba. Busque en internet muchas páginas para ver qué opciones tenía de cirujanos en el DF. Cuando di con esta página, ví en particular un cirujano que me dió mucha confianza y no lo pensé mas, concerte una cita. Así fue que a mediados de julio del 2017 tuve mi cita de valoración con el cirujano Alejandro Moya leija. Él me mostró fotografías de sus trabajos y me explico breve pero a la perfección todo lo referente a la cirugía, así que sin pensarlo más decidímos hacerla el 18 de julio. Debo confesar que sentía mucho miedo ya que ví todo tipo de historias de gentes que se ha hecho esta cirugía (claro está que con diferentes cirujanos) y que lejos de verse mejor se ven peor, sin embargo mi cirujano me dio toda la confianza para someterme a la rino. Debo decir que aún no cumplo ni el mes y los resultados ya son muy evidentes, y las molestias fueron mínimas. También mi rino quedó super natural, lo cual que encanta pues He visto que hay gente a la cual le queda súper larga o se le ve muy artificial, algo que no sucedió en mi caso. Estoy súper feliz y obvio recomiendo ampliamente al cirujano Alejandro Moya leija. Por cierto, en la misma cita de valoración ve tus facciones y te hace recomendaciones de como puede armonizar mejor tu rostro. Les dejo unas fotos del antes y después. Saludos

No me gustaba el aspecto de mi nariz, el miedo que tuve pues a que me fuera a quedar mal la nariz .Pues me hinche y los ojos los tenía morados. Lo difícil fue respirar con los tubos que me metieron después de operada y lo mejor fue como me quedo la nariz

Siempre hubo una parte de mi vida a la cual deceaba este cambio , ya que mi nariz no era la mas estética , siempre tuve esa baja autoestima, la inseguridad al verme al espejo , sentia las criticas de la gente e incluso de mi família, no me sentia comoda conmigo misma ,a lo cual quise recurir a realizar esta cirugía lo mas pronto. Yo queria sentirme feliz al mirarme al espejo y no por complacer a las demas personas que criticaban el como me veia , realmente lo que importaba es que yo me sientiera segura de mi , y asi fue como la Rinoplastia cambio totalmente mi forma de ser , ahora me siento mas en confianza y fue la mejor decisión que tome para mi bienestar.

Rinoplastia y mentoplastia
Mariana_Trucios · 11 ago 2018

Me animé a realizarme la rinoplastia, porque tenía la punta de la nariz caída, en primera instancia quería alzarla con hilos rusos, pero al acudir con el doctor, me recomendó la cirugía ya que a parte de lo estético tenía algunos problemas funcionales; me anime y también me sugirió el implante de mentón para mejor armonía facial. La cirugía fue con anestesia local y sedación, no duele más que los piquetes pero bastante soportable, duró tres horas y al salir como si nada. La cirugía de la nariz fue por dentro todo, y sales con una férula; del mentón la incisión es por la boca, en la unión del labio con la encía; no me dolió nada incluso pude cenar ese día sin problema jeje; de ahí al día siguiente amanecí hinchada y moreteada , pero con los medicamentos baja rápido y los moretones se desvanecen pronto; en una semana la verdad ya estaba mucho mejor; en cuanto al dolor, de la nariz no me dolió nada , del mentón fue como punzadas pero tolerables ; de la nariz, solo es los primeros días como si tuvieras gripe en cuanto a la congestión, pero mejora con los lavados con spray, en una semana ya respiras bien; también hay que dormir sentada los primeros días para no inflamarte mucho. En fin ya ahorita tiene un mes casi, y ya estoy muy feliz y contenta con los resultados, me comenta el Doc que en realidad puede tardar en desinflamar totalmente hasta un año, varía de cada persona, pero yo ya estoy muy feliz. En costos realmente se me hizo muy accesible, me salió todo en 35mil y de Medicamentos como 600 aproximadamente. Mi doctor fue Alfonso Villaseñor en Puebla, Puebla; altamente recomendable , además que te revisa perfectamente desde la primera cita

Súper contenta con mí rinoplastia
AnaCeciliaGonzalez1 · 3 ago 2018

Siempre hubo algo que no me gustaba con mi nariz, por miedo, falta de tiempo y encontrar un buen doctor no había decidido a hacerme una rinoplastia estética, encontré un buen doctor aquí en Multiestetica que me atendió súper bien y me resolvió mis dudas, lo que más me gusto fue que tuve empatía con mi cirujano y supo como aconsejarme para tener una operación exitosa, hoy estoy a una semana y un día de haberme hecho mi operación y la verdad estoy muy anciosa por ver ya el resultado final pues alo que llevo mi nariz pinta muy bien y todavía lo que falta.

Gracias a las técnicas empleadas por los cirujanos estéticos podemos gozar de un gran cambio físico y mental, la nariz es la presentación de un rostro ¿porque no hacer uso de los avances médicos para poder estar bien? No cabe duda que la médicina cura hasta el alma. Ánimo a todos los que desean cambiar, recuerden que no es falta de amor, cambiar es fuerza y trabajo.

En diciembre de 2017 me hice una rinoplastia con anestesia local además de blefaroplastia igual con anestesia local bichectomia y lipo de papada estoy contenta con los resultados es doloroso cuando te ponen las inyecciones pero vale la pena y por ser operación con anestesia local no se nesecita renta de quirófano y el presio es mucho más accesible así como la recuperación, solo trabajan con punta no tocan tu huesito si tienes tú tabique normal te lo recomiendo.

Feliz con mi resultado de rinoplastia
marialopezp · 29 jul 2018

Yo estaba muy acomplejada por mi nariz pero tenía mucho miedo de operarme ya que pues no sabía si me iba a quedar bien o mal. Tomé la decisión de hacermela y no me arrepiento!!! Recomiendo mucho al Dr. Antonio Adame Legorreta en Tampico, tamaulipas. Muchísimas personas me han chuleado la nariz y preguntado con quien me operé y siempre recomiendo al Dr Adame, es una excelente persona, con ética profesional y no genera falsas expectativas y siempre trata de ver la solución a tu problema de acuerdo a lo que te gustaría y lo que se puede hacer.. yo le decía que quería una nariz grande pero el me decía que no quedaba con mi tipo de cara y yo no estaba conforme pero ahora que veo mi nariz le agradezco mucho no haberme hecho caso ya que el es el experto en esto. Aparte de que quedó super natural! He visto trabajos que se ven muy falsos y feos y ese era mi mayor miedo pero tomé una muy buena decisión al operarme con el!

Mi perro me pegó un hocicazo que me desvió el tabique, no podía respirar ni dormir bien, pero no sabía que estaba afectada desde dentro. Fue hasta que la sinusitis se hizo insoportable que me di cuenta de que mi tabique estaba chueco y eso era el causante de que mi nariz se viera ladeada a la derecha. Recomiendo mucho al Dr. Israel Grande, ya que me trató respetuosamente y fue muy atento a lo largo de todo el proceso, además de que jamás sugirió que yo necesitara otro tratamiento estético, lo cual me pareció de un carácter ético. Mi nariz ahora funciona a la perfección y puedo dormir bien, además de que ya está derecha y mi autoestima está por los cielos, recomiendo mucho someterse a este tratamiento si se tienen problemas por el tamaño y funcionalidad de la nariz.

Feliz con mi rinoplastia
Anónimo · 17 jul 2018

Feliz con mi operación que me realizó el doctor Hector Manuel Marin soy de Querétaro y viaje a DF para operarme, es un doctor muy atento resuelve tus dudas y te garantiza su trabajo, fue la mejor desicion además que tiene los mejores precios, sufrí mucho x tener nariz de Pinocho, gracias doctor por mejorar mi nariz

Excelentes resultados
MarisolJimenez2 · 14 jul 2018

No hay duda que operarme con el Dr. Albarrán fue la mejor decisión que pude tomar. Es una persona que cuida el más mínimo detalle y se empeña en dar los mejores resultados. En mi casa fue un tema solamente de estética, un estrechamiento de alas y punta, del cual me explicó a detalle cómo iba a ser el procedimiento y al igual que pregunta los resultados que esperas también da su opinión de acuerdo a lo que él recomienda es mejor. Es muy claro en todo momento y está siempre a disposición para aclarar cualquier duda.

Tenia la nariz literal bola jaja
karinaeve · 9 jul 2018

Me siento mucho mas agusto. Siento que cuando me maquillo estoy super. Quizas no me quedo super respingada pero con los cambios que veo me siento mas qie agradecida. La tenia literal solo una bola pegada a la nariz jaja. Pero muy feliz con el cambio Ahora quiero una abdominoplastia e implantes mamarios.

Siempre tuve fascinación por las narices bellas, y la forma en que una nariz linda hacia una cara simétrica, 22 años tuve una nariz promedio, maquillandola para crear la ilusión de una nariz fina, tuve la suerte ahora lo veo así, que a esa edad por un problema termine con un nervio cercano al tabique se dañó (una botella de plástico voló hacia mi nariz y no sangro pero si lastimó), entonces viví un año con rinitis debido a este golpe, por miedo no quería la cirugía, pero al visitar al doctor me dijo que era la única solución y aparte me habló de lo estético y me emocionó, al fin tendría la nariz que quería! Entonces acepte ! Me sometí después de la cuarta cita y varios estudios, a la cirugía! Y fue la mejor decisión! No me dolió absolutamente nada, ni la recuperación! La cual si fue tediosa pues no tienes que llevar sol, y tienes que traer una especie de parche que sostiene en lo que se afianza la nariz al rededor del mes lo utilice y después ya! Libre con nariz bella!! Y sin complicaciones! Mejora tu confianza y seguridad!