Cirugía maxilofacial

Vale la pena
71%
Vale la pena
Basado en 6 experiencias
Precio medio
$ 100,000
Precio medio
  • Anestesia general
  • No requiere hospitalización
  • 1-3 horas de intervención
  • 1-7 días de reposo
  • Efectos visibles después de un mes
  • Resultados permanentes

¿Qué es la cirugía maxilofacial?

Cirugía maxilofacial

La causa más común de la cirugía facial se debe a traumas, accidentes y tumores faciales

La cirugía maxilofacial es la rama quirúrgica que se ocupa de trabajar en la reconstrucción y remodelación de los huesos y los tejidos faciales. Es una disciplina muy amplia que se ocupa principalmente de los resultados traumáticos, malformaciones, neoplastias y resultados de las enfermedades congénitas. Junto a las intervenciones reconstructivas y funcionales, también están las operaciones estéticas destinadas a mejorar o modificar las características faciales para hacerlas más armoniosas.

Se encarga de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos de la cabeza y el cuello, o el área de la boca, cara, cabeza y cuello. Es responsable del tratamiento de diversos tipos de enfermedades infecciosas e inflamatorias, deformaciones y defectos genéticos o adquiridos.

La causa más frecuente de la cirugía facial se debe a traumas o accidentes faciales y tumores faciales que causan malformaciones y requieren reconstrucción.

¿Cuáles son los campos de intervención de la cirugía maxilofacial?

El especialista en esta disciplina tiene, además de las habilidades generales en medicina y cirugía, también una preparación específica en odontología, cirugía plástica, otorrinolaringología y neurocirugía. La intervención de un cirujano maxilofacial es necesaria para tratar los siguientes casos:

  • Trastornos ortognáticos, que pueden comprometer nuestra capacidad para abrir la boca, a menudo se producen con movimientos incorrectos, ruidos en la unión maxilar, dificultad para masticar. El procedimiento para corregir estos problemas implica la administración de infiltraciones o la inyección de sustancias activas viscosas, lavado de articulaciones o técnica quirúrgica mediante artroscopia.
  • AOS, que es el síndrome de apneas obstructivas nocturnas y de malformaciones del paladar (queilo y palatosquisis), este procedimiento permite reconstruir los tejidos blandos y óseos a través de la microcirugía.
  • Problemas en las glándulas salivales, generalmente se manifiesta como una inflamación en el área debajo de la mandíbula, particularmente visible inmediatamente después de comer alimentos. Una de las causas más comunes podría ser la presencia de un cálculo que obstruya el conducto glandular responsable de la producción de saliva. La artroscopia es el método más común para eliminar cálculos.
  • La cirugía oral y la implantología pueden involucrar los tejidos maxilar, mandibular y gingival. Estas intervenciones de cirugía ortognática se realizan para la corrección de maloclusiones y deformidades de las mandíbulas.
  • Cirugía reconstructiva de los huesos maxilares y esqueleto facial. Las fracturas de los huesos faciales pueden ser causadas por cualquier tipo de accidente. Las intervenciones más solicitadas son los pómulos, la nariz, la mandíbula y la lengua. El cirujano también interviene en la colocación de implantes dentales y en la extracción de tumores malignos de la lengua, las mejillas y los labios.
  • Cirugía estética maxilofacial, esta rama de la cirugía está calificada para realizar correcciones cosméticas faciales. Puede cambiar la forma del óvalo de la cara, la posición de los huesos de la nariz, los pómulos, la barbilla y los huesos de las mandíbulas, a menudo con cicatrices mínimas y buenos resultados.

¿Quién es el candidato ideal para la cirugía maxilofacial?

Cirugía maxilofacial

Imagen de Centro Dentofacial

El candidato para este tipo de cirugía es cualquier paciente adulto o pediátrico que, debido a problemas de salud y limitaciones físicas, deba someterse a este tipo de procedimiento para mejorar su calidad de vida.

En casos muy graves, este tipo de intervención puede ser necesaria para hacer frente a emergencias médicas, donde la vida del sujeto está en riesgo, es el caso de intervenciones postraumáticas o pediátricas para reconstruir malformaciones neonatales.

Por otro lado, se pueden realizar casos de cirugía estética en los cuales no hay ningún tipo de patología pero el paciente requiere cambios en la cara, nariz, pómulos, etc. Será el médico quien decidirá las posibles intervenciones basadas en el cuadro clínico del paciente para salvaguardar su salud.

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio cirujano plástico, médico o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."
Ver doctores