Tengo 20 años, pesaba 85 y mido 1.50, estaba 35 kilos arriba de mi peso, decidí ponerme el balón el 27 de marzo de 2019 en mi caso tengo un equipo multidisciplinario (Gastroenterologo, psicóloga, nutriologa y psiquiatra) Este último porque después de 2 meses de haber bajado muy rápido nos dimos cuenta que bajaba muy despacio y se me diagnostico ansiedad generalizada ya estoy en tratamiento y voy bajando muy bien, el primer mes es muy difícil pues es pasar de dieta líquida, semi líquida, pastosa, etc... Tuve náuseas los primeros 2 días pero me sentí débil los primeros 4 días, jamás vomite, hoy ya llevo bajado 12 kilos, es una gran inversión y una solución increíble, estoy dándole con todo mi proceso es de un año y justo mañana tendré un ajuste del balón, por ahora me siento fascinada con los resultados.

Hace una semana me he puesto el balón Gástrico. Es una experiencia que hay que aprovechar al máximo, se dice que en los primeros días es cuando más se adelgaza. Yo he perdido 5kg en esta semana, claro que mucho tiene que ver que antes de la pose hay que tomar puros líquidos y una semana después llevar una dieta líquida también, así que eso desgasta mucho, aparte no hay energías ni nada de hacer cosas. Los inconvenientes son los pequeños dolores que dan en el estómago y náuseas y vómito incluso del agua. Pero poco a poco se va quitando y después de tanto sufrir, la.balanza va marcando menos.

Me puse el balón gástrico (de un año) a finales de enero 2019, los primeros 3 días sufrí de muchas náuseas y vomitaba cada que tomaba agua, las molestias fueron disminuyendo conforme pasaban los días hasta ser nulas. Hoy a inicios de abril he bajado 9kg. Es una excelente opción para ayudarte a bajar de peso, obligarte a llevar la dieta y motivación para hacer ejercicio. Aún me falta bajar 10 kg más pero espero llegar pronto y contarles mi experiencia. La clínica se llama “clínica de especialidades Medicci” insurgentes sur.

Hola a todos. El balón funciona siempre y cuando estés dispuesto a cambiar tu alimentación, no cómo una dieta, sino como un nuevo modo de vida. He apoyado este cambio no sólo con un nutriólogo, me ha ayudado mucho un psicólogo que me ha enseñado a disfrutar más de los alimentos de una manera mas sana. El balón me lo colocaron el 8 de junio y a 4 meses he perdido 13 kilos. Tratando de apegarme lo más posible a el plan alimenticio. Cero refresco, cero harinas, principalmente.

Mi motivación principal para colocarme el balón intragástrico fue porque deseaba perder peso, la intervención fue apenas el 5 de septiembre y tengo grandes expectativas con los resultados que obtendré, la cual será una pérdida contundente de peso. Lo más importante para mí el día de la intervención fue que los médicos me pudieron apoyar en todo momento. A todas las personas que estén pensando en colocarselo les digo que sean persistentes y tengan en cuenta los efectos, es muy importante seguir al pie de la letra todas las indicaciones.

Ahora que he tomado la decision de hacer esto estoy completamente feliz, ya me empieza a cambiar la rutina, el aspecto de mi vida está generando grandes cambios, sin duda te puede llevar a lograr todas las cosas que te propone,s solo es cuestión de dedicación y paciencia al igual que todo, lleva un procedimiento complejo y con los mejores resultados.