​Cicatrices hipertróficas ¡mira cómo tratarlas!

​Cicatrices hipertróficas ¡mira cómo tratarlas!
Ana Laura Delgadillo
Ana Laura Delgadillo
Licenciatura en ciencias de la comunicación con experiencia en redacción de artículos con temas enfocados a los procedimientos estéticos y cualquier especialidad que permita aportar a tu belleza.
Creación: 5 ene 2018 · Actualización: 16 jul 2019

Tras episodios como accidentes o cirugías las cicatrices suelen aparecer, pero no todas son iguales. Entre las cicatrices más comunes se encuentran las hipertróficas, aquellas que suelen confundirse con un tipo de cicatriz más molesta: las queloides. Este tipo de alteraciones resultan ser antiestéticas, pero, tras un adecuado tratamiento se consiguen corregir.

Una cicatriz es aquella marca que se encuentra en la piel, las cuales se caracterizan por sobresalir de la piel que las rodea. Además, éstas corren el riesgo de empeorar su condición: son propensas a infecciones, a roces y a sufrir heridas; no igual que las queloides, pero sí requieren de especial atención.

Afortunadamente la medicina estética dispone de tratamientos y procedimientos que mejoran su condición e incluso las desaparece, solo es necesario saber determinar qué tipo de cicatriz presentas para indicarte el tratamiento idóneo.

shutterstock-614534768.jpg

Cicatrices hipertróficas

Seguramente has leído en artículos anteriores de la importancia en los cuidados que se les debe dar a las heridas ocasionadas por cirugías o accidentes; de lo contrario, se tendrá como resultado una cicatriz hipertrófica. Estas cicatrices aparecen por causa de no seguir el tratamiento y atención adecuada a las heridas. Su aparición se debe a un exceso de producción de colágeno en la piel cuando ésta se encuentra sanando. Además, las cicatrices hipertróficas no solo resultan antiestéticas, sino que se perciben por su relieve, genera picor y dolor. Por lo general, su aparición ocurre tras la segunda semana de curación de la o las heridas que se tengan; pero, si se atienden de manera inmediata, su aparición pueden retroceder con el tratamiento adecuado: tópico o quirúrgico.

A menudo las personas suelen confundir una cicatriz hipertrófica con una queloide; pero, las diferencias entre una y otra se encuentran bien marcadas. Por ejemplo, las queloides presentan mayor dimensión, invaden la zona y resultan molestas; mientras que, las hipertróficas no sobrepasan los límites de la herida. Además queloides no son fáciles de eliminar e incluso con el tiempo pueden volver a aparecer, mientras que las hipertróficas son mucho más fáciles de tratar.

¿Cómo eliminar las cicatrices hipertróficas?

Hay dos tipos de tratamientos que pueden ayudar a mejorar su condición e incluso a eliminarlas: tratamientos tópicos o quirúrgicos. No obstante, antes de ir por un tratamiento que ayude a eliminarlas, es necesario acudir con el dermatólogo para que sea él quien evalúe qué tipo de cicatriz se presenta y cuál es el tratamiento más viable. Entre los aspectos a tomar en cuenta durante la evaluación, el especialista se encargará de saber desde cuándo se produjo dicha lesión; ello porque después de tres meses las cicatrices suelen presentar cambios. Pero, sea uno u otro tipo de cicatriz, lo que sí es un hecho es que se tienen que mantener bajo control.

Relacionado ↪️ ¿Cómo cuidar la cicatriz de una cesárea?

shutterstock-754684180.jpg

A continuación te mencionaremos algunos de los tratamientos de uso tópico y quirúrgicos más empleados para la corrección de cicatrices hipertróficas:

  • Productos tópicos: en esta sección entran todos aquellos productos que son a base de geles, cremas, silicona y vitamina E. Aunque, cabe decir que los productos a base de silicona suelen ser los más recomendados no solo para tratar la cicatriz, sino también para prevenirla (en caso de tratarse de cirugías). El uso de este producto mejora la apariencia de las cicatrices, no ocasiona efectos secundarios y es de fácil aplicación. La presentación en la cual podrás encontrarla es en: gel, aceite, cápsulas.
  • Inyección de corticoides de forma intralesional: así como lo indica, consiste en inyectar corticoides en la cicatriz; este tratamiento se encuentra entre los más comunes para corregir este tipo de lesión cutánea. Los corticoides tienen por objetivo ralentizar la producción de colágeno y controlar la oxigenación en la cicatriz. Gracias a este tratamiento, la cicatriz reduce su volumen. Respecto a los riesgos, puede ocasionar pigmentación de la dermis ocasionando que ésta se aclare y se atrofie.
  • 5-fluorouracilo: consiste en una sustancia que se introduce por medio de inyecciones; condicionado para tratar las cicatrices hipertróficas y también queloides. Este tratamiento evita la formación de ADN, por tanto, se ralentiza la duplicación y división celular. El resultado que deja este tratamiento es una notable mejoría en la cicatriz: se aplana y se reduce. Para aplicar este tratamiento, se requiere de una inyección a la semana o cada quince días, por lo menos durante tres meses; además, permite la combinación con otros tratamientos: inyecciones de corticoides o láser de colorante pulsado. Referente a los efectos que podría ocasionar, y ello lo mencionan los especialistas, se encuentran los siguientes: quemazón, endurecimientos de la piel, dolor, ulceración…
  • Dermoabrasión: este consiste en realizar una intervención quirúrgica, el uso de anestesia local. Este procedimiento se enfoca en adelgazar y suavizar la cicatriz, todo ello mediante el aislamiento de la piel. Si bien, puede mejorar su tamaño y volumen, pero, la cicatriz no desaparece por completo, únicamente se disimula. Ahora bien, los efectos que ocasiona, por mencionar algunos se encuentran los siguientes: oscurecimiento de la piel, enrojecimiento, dolor, infección, etc.
  • Láser: tratamiento que se gana una ovación más por sus resultados que logra en la estética de la piel. Existen tres tipos de láser que se emplean para tratar las cicatrices hipertróficas: Láser de colorante pulsado, láser ablativo, láser no ablativo; aunque, el más empleado es el Dye láser o también conocido como láser KTP. Este tratamiento tiene por objetivo mejorar el volumen, elasticidad y color de la lesión; pero, también trata los vasos sanguíneos y linfáticos de la zona para favorecer la producción de colágeno tipo III. El láser se considera como un tratamiento seguro, pero no se salva de algunos efectos secundarios: oscurecimiento de la piel y manchas.
  • Crioterapia: consiste en aplicar frío mediante agujas en la zona de la cicatriz. Destaca por tener como principal ventaja la disminución del tamaño de la cicatriz y el grosor, por lo cual, su apariencia estética mejorará. Los efectos secundarios que trae consigo son: oscurecimiento de la piel, edemas, dolor, etc.
  • Cirugía: si lo que buscas es eliminar por completo las cicatrices hipertróficas, la cirugía es una excelente opción; en el caso de las queloides incluso se evita su reaparición.

Relacionado ↪️ ¿Se pueden quitar las cicatrices de cualquier parte del cuerpo?

La información que aparece en Multiestetica.mx en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.mx no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Publicidad

Encuentra a tu doctor