Rocio A. Vargas Zuleta
Rocio A. Vargas Zuleta
Profesional en marketing y comunicación con amplia trayectoria en redacción de artículos médicos. Coach en temas de  autoestima y empoderamiento femenino y especialista en cirugía íntima.

Navegación

  • Introducción
  • ¿Qué es la queiloplastia?
  • ¿Quién se la puede realizar?
  • ¿Cómo elijo a mi cirujano?
  • ¿Cómo es la primera cita?
  • ¿Qué tipos de queiloplastia se pueden realizar?
  • Recomendaciones a seguir antes de la cirugía
  • ¿Cómo se realiza?
  • ¿Cómo es el postoperatorio?
  • Resultados
  • Contraindicaciones o efectos secundarios
  • Preguntas frecuentes
  • Testimonios
  • Bibliografía

Introducción

Una de las partes más importantes de la cara son los labios, ya que captan la atención de las miradas por los gestos que hacemos al hablar o al comer, debido a esto, las personas han querido cambiar la forma de sus labios desde hace ya algunas décadas y para eso se han utilizado diversos tratamientos, todos con el objetivo de que la persona se sienta a gusto con sus labios.

La queiloplastia es una cirugía que le permite al paciente satisfacer sus necesidades respecto al aspecto de sus labios, ya sean estas necesidades congénitas por alguna enfermedad o accidente o simplemente por un aspecto estético.

¿Qué es la queiloplastia?

La cirugía de labios es un procedimiento quirúrgico invasivo que ayuda a cambiar la forma de los labios, ya sea para reparar, aumentar, reducir o mejorar su aspecto, dependiendo de las necesidades del paciente.

Es necesario aclarar que aunque la queiloplastia se creó para hacer la reparación de los labios de personas con enfermedades congénitas como el labio leporino, o personas que sufran malformación en el área de los labios por un accidente, es una cirugía que se puede usar con fines estéticos ya sea para corregir un tratamiento anterior o para el aumento y la reducción de los labios, por esto mismo se considera una cirugía apta y segura para los pacientes que hayan cumplid con los requerimientos de la cirugía.

Se recomienda una queiloplastia a aquellos pacientes que anteriormente se sometieron a inyectables o a una operación de aumento de labios y debido a las malas prácticas o al tiempo el labio ha cambiado de aspecto, y el paciente quiere corregir y mejorar esto.

Antes y después labio leporino

Antes y después Dr. Edgar Ramírez López

¿Quién se la puede realizar?

Los candidatos para la queiloplastia son generalmente aquellas personas que desean cambiar la apariencia de sus labios, ya sea porque se realizaron algún tratamiento anterior que resultó fallido o simplemente porque desean un aumento o una reducción de labios.

Algunas personas que padezcan enfermedades autoinmunes e inflamatorias pueden ser no aptas para este tratamiento quirúrgico, especialmente si su condición les causa úlceras bucales frecuentes. En todo caso, el paciente será sometido a los exámenes médicos debidos para que el médico cirujano apruebe el procedimiento, los pacientes que son fumadores activos serán especialmente analizados, ya que fumar está prohibido antes y después de la cirugía.

En caso de que fechas cercanas a la cirugía, el paciente tenga herpes labial, úlceras bucales o infecciones alrededor del área de la boca, se puede llegar a cambiar la fecha de la cirugía, ya que el cirujano tal vez pida que se trate la infección primero y luego se reprograme el procedimiento quirúrgico. Igualmente, es necesario que el paciente le comenté al médico todas las afecciones que ha padecido en el área de la boca, esto para prevenir posibles complicaciones luego de la cirugía y que esta llegue a feliz término.

Cirujano plástico certificado

Elige un cirujano plástico certificado

¿Cómo elijo a mi cirujano?

Debido a que es un tratamiento quirúrgico que se realiza en la parte de la cara, es importante encontrar un médico calificado y que tenga experiencia en realizar la queiloplastia. El paciente debe darle el tiempo y la paciencia necesaria a encontrar la clínica y el profesional adecuado, aquí lo importante es que la persona que se vaya a realizar la cirugía esté tranquila y segura acerca de dónde se va a realizar el procedimiento.

La persona puede hacer una lista de profesionales médicos o clínicas que brinden el tratamiento y hacer algunas preguntas sobre la formación y experiencia del médico, ¿cuántas queiloplastias ha realizado, son correctivas, de aumento o reducción?, ¿está certificado por la junta directiva o es miembro de la asociación médica de su especialidad y de país?

También se pueden solicitar fotografías de pacientes que se hayan realizado la queiloplastia, este siempre será un buen indicador, porque el paciente podrá apreciar resultados reales, y en caso de que no le guste lo que ve, puede considerar una segunda opinión, hasta que llegue a un lugar que cumpla con todos los prerrequisitos. El caso es asistir a una clínica de calidad con profesionales cualificados ya que de eso dependerá en gran medida que el paciente quede satisfecho con los resultados.

¿Cómo es la primera cita?

En la primera consulta el paciente le comentará al profesional médico el por qué quiere realizarse una queiloplastia, cómo le gustaría ver en el futuro sus labios. El profesional médico analizará la estructura ósea de la cara y las posibilidades que tenga el paciente frente a la queiloplastia. En esta consulta, el profesional médico también le indicará al paciente si una queiloplastia es el tratamiento más indicado para lograr los resultados que desea, y en caso de que sea así, le hablará del proceso de cirugía, el postoperatorio y los riesgos que esta conlleva.

¿Qué tipos de queiloplastia se pueden realizar?

Los tipos de queiloplastia dependen enteramente de lo que el paciente desea lograr con la cirugía, en esta ocasión solo hablaremos de los tipos de queiloplastia que se realizan en el área médico-estética:

  • Queiloplastia de aumento: Como su nombre lo dice se refiere al aumento de los labios, lo cual se puede lograr por medio de una plastía quirúrgica, implantes temporales o permanente, y autoinjerto graso, más conocido como lipofilling.
  • Queiloplastia de reducción: La queiloplastia de reducción disminuye el volumen de los labios, cuando el paciente tiene naturalmente los labios demasiado gruesos y quiere reducir el volumen labial.
  • Queiloplastia secundaria: Se refiere al tipo de cirugía reconstructiva, cuando el paciente ya se ha sometido a algún tipo de tratamiento ya sea inyectable o cualquier tipo de cirugía en los labios, y la cirugía con el paso del tiempo y el movimiento de los labios ha ido cambiado de tal modo que al paciente ya no está satisfecho con los resultados, en este caso se realiza este tratamiento donde se analiza el estado de los labios y se corrige el tratamiento previo.
Recomendaciones antes de hacer una queiloplastia

Recomendaciones antes de hacer una queiloplastia

Recomendaciones a seguir antes de la cirugía

Las recomendaciones que se dan antes de realizarse una cirugía de queiloplastia son las siguientes, aunque pueden variar dependiendo del médico y la clínica donde se realice el procedimiento quirúrgico, por lo que puede que el equipo médico cirujano cambie alguna de ellas y realice un manual apto para cada tipo de paciente de acuerdo a su estilo de vida y sus necesidades.

  • Ayunas 6 horas antes de la cirugía.
  • Se recomendará al paciente no consumir medicamentos que no alteren la coagulación de la sangre.
  • No consumir alcohol 3 días antes de la cirugía.
  • Se recomienda no fumar una semana antes de la cirugía ya que esto afecta el proceso cicatrizante del proceso quirúrgico.

¿Cómo se realiza?

Los procesos de la técnica de la queiloplastia dependen del tipo de operación que se realice, si es de aumento, reducción o una queiloplastia secundaria. A continuación, comentaremos el procedimiento en general que se utiliza para llevar la queiloplastia a término.

  • Queiloplastia de aumento: Este procedimiento se realiza bajo anestesia local, y en caso de que la queiloplastia sea con implante, se crea un túnel en los labios y se introducen los implantes. Los puntos de salida y entrada del túnel se cierran con puntadas disolubles que serán imperceptibles con el paso del tiempo por lo que la cicatriz será mínima.
  • Queiloplastia de reducción: La reducción de labios consiste en la eliminación del exceso de tejido labial para reducir el volumen total y se realiza mediante la inyección de anestésico local en la boca, la cantidad que se retira se mide y debe mantener el equilibrio del resto de la cara. Los factores que se consideran para realizar la reducción son el tamaño total de la cara, la forma y la simetría. También es importante tener en cuenta el origen étnico del paciente. Las suturas se realizan dentro de la boca, por lo que la cicatriz no será visible.
  • Queiloplastia secundaria: Es necesario recordar que la queiloplastia secundaria es la que se utiliza para corregir un procedimiento anterior en los labios, ya sea reducción o aumento, que por diferentes razones ya no tiene el efecto satisfactorio en el paciente. Aquí la incisión se realizará dependiendo de las necesidades del paciente por lo que puede o no haber cicatriz, aunque en caso de que quedé esta será muy pequeña, a partir de esto el cirujano procederá a trabajar de acuerdo al objetivo que haya acordado con el paciente. Esta cirugía también utiliza la anestesia local y no debería durar más de una hora.

¿Cómo es el postoperatorio?

El postoperatorio de una queiloplastia no es largo, pero sí es un poco molesto en principio y de cuidado, ya que los labios se mueven bastante, a la hora de gesticular, hablar y comer. Normalmente aparecerá un edema que irá desapareciendo pasados 4 a 5 días y, según el profesional médico, este le recomendará poner compresas frías para acelerar la desinflamación y curación, pero esto depende de cada paciente y la capacidad de curación que tenga por sí solo

Se recomienda tener cuidado a la hora de comer y hablar, además, de recomendarse la ingesta de una dieta blanda o semilíquida en los primeros días seguidos a la cirugía, se aconsejan de 2 a 4 días de descanso para que el paciente no se esfuerce al hablar o comer y evitar el ejercicio físico durante los primeros meses. Los puntos de sutura se retirarán de 7 a 10 días después de la cirugía y el paciente puede recuperar su actividad normal después de una semana, aunque el enrojecimiento en la zona puede durar un poco más hasta que la cicatriz sane y se vuelva casi que imperceptible.

Resultados

El paciente volverá a casa después de varias horas después de la cirugía, aparecerán edemas, hematomas y molestias en el área, por lo que la mayoría de los profesionales recomendarán algún medicamento para reducir el dolor, pero estos síntomas normales luego de una cirugía suelen desaparecer dos semanas después del procedimiento quirúrgico.

Después de una semana, se retirarán las suturas, una pequeña cicatriz aparecerá, pero luego de los meses desaparecerá y será casi mínima. En cuanto a los moretones y edemas, en la mayoría de los casos aparecerán y tardarán un poco en desaparecer, pero estos podrán ser cubiertos por maquillaje, aunque este debe ser avalado y aprobado por su médico cirujano. El resultado final del la queiloplastia se podrá apreciar y evaluar finalmente luego de seis meses después de la cirugía.

Contraindicaciones o efectos secundarios

Los labios se encuentran entre las partes más sensibles de su cuerpo, por lo que es importante trabajar con un cirujano experimentado para minimizar el riesgo de efectos secundarios. Los efectos normales de la cirugía, dentro de los primeros días después del procedimiento son enrojecimiento, hinchazón, dolor, y también pueden aparecer algunos moretones. Con menos frecuencia, y en caso de ser así, debe asistir al profesional médico que lo haya tratado, la queiloplastia puede causar:

  • Infección
  • Cicatrices
  • Hinchazón severa
  • Sangrado
  • Reacción alérgica a la anestesia.

A pesar del riesgo de efectos secundarios, la reducción de labios se considera un procedimiento seguro, y en caso de que haya efectos secundarios, el médico siempre estará capacitado para tratarlos y revertirlos.

Preguntas frecuentes

  • ¿Los resultados de la queiloplastia son permanentes? Existen las dos opciones, y se decide realizar la que el paciente desee y sea más adecuada para sus necesidades.
  • ¿Puedo hacerme una reducción de labios si tengo los labios naturalmente gruesos por mi raza? Claro que sí, habrá que hacer una valoración previa y analizar la estructura ósea de la cara del paciente para lograr simetría.
  • ¿Si ya usé ácido hialurónico, puedo hacerme ahora la queiloplastía? Sí, pero es necesario hacer un análisis de la sonrisa del paciente para determinar la proporción que se debe operar y la manera en que se puede hacer para lograr un resultado natural.
  • ¿Se puede retirar la silicona de labios con al queiloplastia? En principio sí, pero no se asegura la eliminación total de la silicona, por esta razón se debe valorar el estado de la silicona y los labios del paciente, de manera que se logre realizar un procedimiento seguro para la salud de la persona.

Testimonios

"Fue como un milagro como quedó mi bebé después de tener labio leporino y paladar hendido." Ver experiencia

MagdalaChavez - León (Guanajuato),

Bibliografía

"La información que aparece en esta web es solo orientativa y nunca puede sustituir la información que debe proporcionarte tu propio cirujano plástico, médico o especialista estético. Si estás valorando la posibilidad de realizarte algún tratamiento o intervención médica (también en caso de dudas o preguntas) dirígete directamente a tu médico especialista para que te proporcione la información correspondiente. Multiestetica no respalda ni recomienda ningún contenido, procedimiento, producto, opinión, profesional de la salud o cualquier otro material e información en esta guía o en cualquier parte de este sitio web."