​Ritidectomía, ritidoplastia y lifting facial ¿de qué se tratan?

​Ritidectomía, ritidoplastia y lifting facial ¿de qué se tratan?
Por Multiestetica.mx
12 ene 2018

El envejecimiento es un proceso natural que comienza a manifestarse a partir de los treinta años. A su llegada es normal que arrugas, flacidez, manchas y líneas de expresión comiencen a aparecer; no obstante, también el reír, llorar o hablar inducen a la aparición de este tipo de imperfecciones. Afortunadamente la cirugía estética cuenta con procedimientos que ayudan a mejorar estas condiciones: ritidoplastia o lifting facial.

Gran porcentaje de personas no se muestra conforme con los signos delatores de la edad, que si bien, las arrugas son los principales, pero, también se encuentra la flacidez. La cirugía estética al conocer que las huellas del envejecimiento significan un incordio para muchos, continuamente se encuentra innovando para poder brindar soluciones eficaces que ayuden a remitir los signos delatores de la edad.

Entre las soluciones más eficaces y seguras se encuentra el lifting fácil (estiramiento facial), al cual también se le conoce también con el nombre de ritidoplastia o ritidectomía.

shutterstock-618265118.jpg

Ritidectomía

Como lo hemos mencionado, la ritidectomía es un lifting facial; dicho tratamiento se enfoca en generar un estiramiento facial para así terminar con dos de los principales signos del envejecimiento: arrugas y flacidez cutánea.

Relacionado ↪️ ¿Conoces el lifting vertical?

El procedimiento del estiramiento facial consiste en realizar dos incisiones en distintas partes del rostro, pero siempre el cirujano contará con la destreza de poder ocultar dichas incisiones, por ejemplo: cuero cabelludo, detrás de las orejas. Una vez hecho lo mencionado, se podrá estirar la piel y eliminar la sobrante; por la zona donde se encuentran las cicatrices, éstas no se notarán.

Ahora bien, en ocasiones también presenta las mismas secuelas el cuello y la papada muestra exceso de grasa y flacidez; en este caso, el cirujano se encarga de realizar una liposucción de papada antes de proceder con el estiramiento facial.

Por otra parte, la ritidectomía posee una gran ventaja, puesto que no requiere de realizar un estiramiento fácil por completo, únicamente se pueden tratar aquellas zonas y tejidos del rostro y cuello que queramos. Por lo tanto, puedes optar por tres tipos de lifting: lifting facial completo, lifting facial medio (pómulos y párpados), lifting inferior (cuello, papada…)

Algo que caracteriza a la ritidectomía, es la posibilidad de que el paciente se someta una intervención mini, ya que en un fin de semana se puede realizar el proceso, el postoperatorio será rápido y los resultados se visualizarán en poco tiempo. En esta mini intervención se busca tratar zonas en específico: párpados, pliegues de la nariz, barbilla…el procedimiento no se lleva de manera completa, únicamente trata determinadas zonas. Debido al mínimo proceso que comprende, las incisiones obviamente serán más pequeñas.

Ahora bien, si deseas optimizar los resultados de la ritidectomía, se puede completar con la ayuda de los hilos tensores, los cuales ayudarán a mantener los tejidos sujetos y a reforzar lo que el estiramiento facial provocó. En cuanto a la anestesia, es el cirujano quien se encargará de designar cuál es la más conveniente acorde al procedimiento que se va a realizar.

Resultados y postoperatorio

Como en toda cirugía, una vez terminada, el cirujano procede a recomendar una serie de consejos que ayudarán a sobrellevar mejor el postoperatorio de la ritidectomía. Aunque, el cirujano es normal que coloque un vendaje en el rostro para ayudar a bajar la inflamación post a la cirugía, al igual colocará un tubo drenaje para evitar que se retengan líquidos.

Entre los consejos más comunes se encuentra que el paciente una vez estando en casa, mantenga la cabeza en posición ligeramente levantada al recostarse y deberá aplicar hielo para ayudar a mitigar la hinchazón. A fin de descartar posibles hemorragias, es estrictamente necesario que el paciente guarde reposo, evite cargar cosas pesadas, evite agacharse o realizar cualquier actividad que le exija esfuerzo. Asimismo, tampoco deberá exponerse al sol. Si el paciente sigue al pie de la letra las indicaciones del especialista, en 15 días puede iniciar a retomar su rutina con normalidad.

Otros efectos secundarios son: inflamación de la cara, aparición de hematomas o entumecimiento de las zonas; no obstante estos efectos son completamente normales, al transcurrir algunos días éstos desaparecerán, no significan ningún problema.

Al igual, no está de más mencionarte que está prohibida la ingesta del alcohol y fumar, ya que podrían intervenir en el proceso de la recuperación. Ahora, para evitar problemas de coagulación, la paciente deberá evitar tomar aspirina y determinados medicamentos, a excepción de los recetados por el médico.

Al pasar algunas semanas, en que los efectos hayan desaparecido, los resultados del estiramiento facial se podrán apreciar con mayor claridad: una piel tersa e hidratada y un rostro rejuvenecido.

Cabe mencionar que, los resultados de la ritidectomía no son visibles en un corto plazo, puesto que, como en toda intervención estética, se deben dejar transcurrir algunas semanas e incluso meses para que los efectos secundarios mitiguen.

ri.jpg

¿Cómo saber si puedo someterme a una ritidectomía?

La ritidoplastia o ritidectomía está diseñada tanto para hombres como para mujeres que ya presenten las secuelas por la llegada del envejecimiento: arrugas, flacidez, grasa… Por manejar un estándar en la edad, dicha cirugía se recomienda llevar a cabo entre los 30 a 50 años; aunque, serás candidato/a siempre y cuando el especialista valore tu condición y determine si tienes luz verde o no para la cirugía.

Quienes no son candidatas serán las mujeres que se encuentren embarazadas o en lactancia. Tampoco es viable para pacientes que presentan problemas de cicatrización, enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias y enfermedades cutáneas. No olvides siempre consultar con un especialista, quien realizará la valoración adecuada para saber si puedes o no optar por una ritidoplastia.

¿Y los riesgos?

Como toda cirugía, no importa si es pequeña o no, no se encuentra exenta de riesgos. Pero, si tú quieres disminuir éstos, es necesario que acudas por médicos capacitados y experimentados en el rubro. No subestimes a la ritidoplastia, los riesgos siempre pueden estar presentes, pero, está en tus manos poder reducirlos.

Es imprescindible estar al pendiente de la evolución del postoperatorio. Si presentas algo anormal a lo que tu médico te comunique, es importante que acudas a revisión, de lo contrario tu postoperatorio se ralentizará y pueden surgir complicaciones: mala cicatrización, focos de infección, problemas en la dermis, caída de cabello, reacciones de la anestesia…

Relacionado ↪️ Mitos y realidades sobre el estiramiento facial

0 comentarios

La información que aparece en Multiestetica.mx en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.mx no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

Consulta al doctor