​Postoperatorio de una reducción de pecho

​Postoperatorio de una reducción de pecho
Ana Laura Delgadillo
Ana Laura Delgadillo
Licenciatura en ciencias de la comunicación con experiencia en redacción de artículos con temas enfocados a los procedimientos estéticos y cualquier especialidad que permita aportar a tu belleza.
Creación: 4 oct 2017 · Actualización: 4 oct 2017

A menudo se piensa que al optar por una cirugía estética de pechos se hace con fines de aumentar su tamaño; sin embargo, muchas pacientes más bien están en búsqueda de su reducción. En especial, se encuentran interesadas aquellas mujeres a las que la naturaleza les dio una gran delantera y a causa de ello presentan problemas de salud: dolores de espalda, complejos, entre otros.

Reducción de mamas

También conocida como mamoplastia de reducción. Este tipo de cirugía es muy común y consiste en disminuir el tamaño del tejido mamario y la piel que se encuentra en la misma área; de esta manera los senos serán pequeños, firmes y con menor peso.

Cuando se busca una reducción de pecho y se realiza la cirugía, es común que la areola quede afectada, ya que lucirá desproporcionada por haber retirado tejido y piel. A modo de que no ocurra esto, en la misma intervención se lleva a cabo la reducción de la misma.

re.jpg

¿Quiénes son candidatas?

Las candidatas perfectas para este tipo de cirugía serán aquellas mujeres que anhelan corregir un problema físico y aquellas que necesitan mejorar las condiciones de su salud (dolores de espalda, irritación de la mama en la piel, problemas respiratorios).

Relacionado ↪️ Mastoplastia reductiva: una liberación

El momento idóneo para corregir esta condición, es que la candidata debe esperar a que su pecho haya alcanzado su completo desarrollo; únicamente se hará excepción cuando la paciente tenga problemas severas a causa del gran volumen de sus pechos.

El procedimiento

Antes de que el procedimiento se lleve a cabo, el especialista hará las pruebas necesarias para saber el estado físico y de salud que presenta la paciente.

La cirugía se realiza bajo anestesia general y lleva un tiempo estimado de tres a cinco horas. Una vez que la paciente este bajo los efectos de la anestesia, se procede a realizar varias incisiones, por medio de las cuales se buscará extraer el tejido graso, exceso de piel y tejido mamario. Una vez que se haya extraído lo necesario, se recoloca la areola y el pezón.

Por otra parte, no te preocupes, la areola y el pezón no pierden sensibilidad, ya que todo el tiempo de la cirugía se mantendrán conectados a sus vasos sanguíneos y nervios. Únicamente se verá afectada la sensibilidad de esta zona cuando la extracción de tejidos y grasa sea en exceso.

El postoperatorio

Es necesario que la paciente repose por lo menos cuatro días hasta que poco a poco se recupere y pueda recobrar su vida normal. Normalmente en estos días la paciente presenta cansancio. Es hasta después de 14 días que se retiran los puntos.

Al pasar los siguientes días después de la operación, es necesario que la paciente porte vendajes especiales, los cuales le servirán para sujetar sus pechos. Aún así, es recomendable que durante el día porte un sujetador pero sin aros. En los primeros días la paciente también deberá considerar algunos cuidados para asearse, pero una vez retirando los puntos puede ducharse sin ningún problema.

Cabe mencionar que, una disminución de pecho es importante y también, como toda cirugía, se corren riesgos, se presentan molestias y dolores. Todo efecto secundario se puede tratar con analgésicos.

Cuando han pasado los tres primeros días de la intervención, las molestias que la paciente presenta irán disminuyendo. Presentarán incomodidad aquellas pacientes que se encuentren en su periodo menstrual, ya que es bien sabido que en este periodo los pechos se inflaman. Poco a poco la paciente puede retomar su rutina normal. Es importante que en las primeras semanas no se realice esfuerzo físico y se lleve una vida sedentaria (no sexo).

Un efecto secundario más tras realizar esta cirugía, es que se pierda sensibilidad de el área; así como comezón y ardor. No tienes de qué preocuparte, todos estos síntomas pasan tras algunos días hasta que por fin desaparecen.

shutterstock-535921282.jpg

Consejos para que logres una excelente recuperación

Si quieres lograr una buena recuperación, es necesario que sigas estrictamente las indicaciones que tu cirujano te señale.

Normalmente se aconseja portar un vendaje adhesivo, el cual se coloca inmediatamente al finalizar la operación y el cual no debe manipular la paciente. Después, se recomienda portar un sujetador tipo deportivo (todo recomendado por el cirujano), el cual será por un mes. Asimismo se recomienda que en los tres primeros meses no se porte sujetador con varilla, de lo contrario podría ocasionar algunas incidencias en la zona tratada.

Ahora bien, la paciente deberá realizar la curación de la zona, todo bajo estrictas medidas de higiene (guantes de látex). Si presentas en algún momento dolor, únicamente deberás ingerir los medicamentos que el médico te prescribió, evita la automedicación.

Pasando esta etapa, en los siguientes tres meses se deberá evitar la exposición al sol, especialmente en esta zona intervenida. Asimismo, la paciente tendrá que dormir boca arriba para no molestar el área de la operación; deberá vestir prendas cómodas y que no generen presión en los pechos.

Mantenerte hidratada te ayudará antes y después de la intervención, ya que mostrarás una recuperación favorecedora. Evita el fumar, no lo deberás hacer por recomendación médica, ello por lo menos cuatro semanas antes de la operación y tres semanas después de ésta.

Al igual, si deseas mejorar los resultados y tener una mejor recuperación, la postura que tengas es pieza clave. En la espalda, los consejos son los de siempre, deberás mantenerla lo más recta posible, evita encoger los hombros. En el reposo que guardes, procura dar pequeños paseos y realizar actividad física moderada.

Es importante que supervises el avance de tus heridas, ya que, en caso de detectar algo anormal, deberás acudir con el cirujano.

Cicatrices

Debido a que se trabaja con tejidos, las cicatrices si aparecerán, pero ello no será para siempre. La mejor manera de prevenir que el aspecto de tus cicatrices empeore, es seguir las indicaciones que el médico te señala. Si bien, las cicatrices quedan, pero conforme pasa el tiempo éstas irán disminuyendo poco a poco.

Para cuidar de éstas, es necesario que, si vas a salir al sol, las protejas con algún filtro solar, de lo contrario, tu cicatriz se marcará más.

Ten en cuenta que los pechos les tardará tiempo poder conseguir una forma definitiva. Los resultados pueden variar si en la paciente hay cambios hormonales o descontrol de peso.

Relacionado ↪️ Las grandes ventajas de una reducción mamaria

La información que aparece en Multiestetica.mx en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.mx no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

0 comentarios

Publicidad

Consulta al doctor