​¿Cómo eliminar la fibrosis?

​¿Cómo eliminar la fibrosis?
Ana Laura Delgadillo
Ana Laura Delgadillo
Licenciatura en ciencias de la comunicación con experiencia en redacción de artículos con temas enfocados a los procedimientos estéticos y cualquier especialidad que permita aportar a tu belleza.
Creación: 14 mar 2018 · Actualización: 14 mar 2018

Llevas tiempo considerando si realizarte o no esa cirugía estética que tanto anhelas; llega el momento y aceptas; pasas por el postoperatorio, recuperación y casi estás a punto de librar todas las molestias y efectos secundarios para retomar tu vida sin ningún problema cuando -Oh, Oh-, notas que la zona cercana a tu cicatriz se muestra dura y te duele.

Quizá no has escuchado las palabras –fibrosis postquirúrgica- pero, es bastante común de lo que crees y no precisamente se relaciona con una cirugía en particular. Este tipo de malestar se llega a presentar desde al realizar una liposucción o una abdominoplastia. La realidad es que, ninguna cirugía estética escapa de presentar fibrosis; aunque, hay cirugías que es más compleja de lo normal.

piernas.jpg

¿Qué es la fibrosis?

Después de toda intervención queda una cicatriz que, en su mayoría, permite que los tejidos de la piel cierren de manera correcta. Hasta aquí todo bien, pero, el problema se hace presente cuando la cicatriz no evolucionó de la manera en que se esperaba y es lo que se le conoce como fibrosis cutánea. La fibrosis luce un aspecto antiestético, ya que existe una protuberancia de piel sobre la cicatriz, la cual es ocasionada por el exceso de colágeno que produce el engrosamiento del tejido.

No obstante, los cambios no solo se presentan en la superficie de la cicatriz, puesto que también a nivel interno: exceso de colágeno, endurecimiento. El presentar este problema, desencadena que se desfigure el cuerpo del paciente, en su totalidad ocasionados por el exceso de fibroblastos: células de los tejidos conectivos, colágeno, etc.; es por esta razón que algunas partes del cuerpo se muestran más rugosas que otras y endurecidas.

Ahora bien, la fibrosis como tal, afecta el aspecto de la cicatriz, provocando que éstas pasen a ser queloides o hipertróficas; lo cual es indicador de que algo está mal con la cicatrización. Este significante problema se relaciona en algunos casos con factores genéticos, pero es el médico-estético quien lo determina y quien pondrá en marcha el tratamiento que mejor favorezca la apariencia de esta condición.

Referente a la cirugía estética, la fibrosis es el término que se emplea para aquellas protuberancias, bultos y endurecimiento que se manifiesta después de una cirugía; que además, no solo provocan la deformación en la piel, sino que también se presentan molestias y dolor. Ya sabemos cómo se presenta la fibrosis, pero desconocemos en realidad que es lo que la causa; es de la siguiente manera: la capa del tejido graso se adhiere a los tejidos durante el proceso de cicatrización y ello ocasiona que se forme una cicatrización interna, por lo cual, se nota en forma de bulto y endurecimiento.

Esta condición es normal que se aparezca durante el postoperatorio y mientras el paciente se encuentra en recuperación. Incluso, personas pueden presentar fibrosis postquirúrgica tras pasar varios meses después de la cirugía. Sin embargo, este malestar también afecta más allá de la salud médica de las personas, ya que su autoestima tiende a deteriorarse a causa de lucir este aspecto de su cicatriz. Si bien, podrá notar cambios positivos en cuanto a los resultados de su cirugía estética, pero se avergüenza lucirlos por la antiestética cicatriz y todo lo que ésta representa.

shutterstock-102767978.jpg

Tratamientos para combatir la fibrosis

Es muy normal que pacientes que presentan fibrosis se encuentren en la búsqueda de tratamientos que les ayuden a mejorar este malestar tras su cirugía estética. El medio de búsqueda es la Internet y se leen preguntas realizadas a doctores sobre la aparición de este tipo de efecto indeseado.

Con el objetivo de reducir este tipo de efecto en las cicatrices, los especialistas en cirugía y de medicina estética ven a algunos tratamientos de postliposucción como la perfecta alternativa. Obviamente, después de valorar la condición que se presenta se determina qué tratamiento es el más adecuado para tratar el grado de fibrois que se presenta.

Entre los métodos más comunes a mejorar la fibrosis se encuentran los siguientes:

  • Masaje postquirúrgico: el realizar masaje mejora los efectos de la cirugía y hace que la recuperación del paciente sea más fácil, en especial en caso de cirugías complejas e invasivas: la liposucción. Entre los masajes que se suelen emplear es el de drenaje linfático. El número de sesiones son las que el médico determine, claro, acorde a cada caso en concreto. La manera en que se lleva a cabo este masaje, es mediante las manos del profesional; aunque, en algunos casos es normal que se emplee la ayuda de la aparatología: ultrasonidos. No obstante, es importante que la persona que realizará el masaje, sea especialista en este tipo de tratamiento, de lo contrario, podrían suscitarse daños severos.
  • Corriente galvánica: este tipo de tratamiento favorece a los tejidos, ya que los estimula y destruye los que podrían estar afectados a consecuencia de la fibrosis.
  • Ondas de choque: otro más de los tratamientos eficaces para una de las imperfecciones que más incomodidad genera en las mujeres: celulitis. Sin embargo, también es eficaz para reducir aquellos casos de la fibrosis postquirúrgica. Lo que ocasionan estas ondas son la relajación de los tejidos conectivos y la regeneración celular. Por tanto, mejora la calidad de tejido, haciendo que éste sea blando y flexible.
  • Cavitación: otro de los tratamientos que más favorecen la estética de las personas. En este caso, de la fibrosis, logra reducir el endurecimiento que deja la cirugía. Se brinda mediante ondas de ultrasonido que rompen la fibrosis; no obstante, no afecta los tejidos de alrededor.
  • Lipoláser: se debe de realizar una liposucción, pero con láser. El objetivo es eliminar el exceso de grasa a fin de reducir la fibrosis y todas aquellas afecciones que se presentan tras una cirugía estética. Mediante este tratamiento se tensan los tejidos, se alisan y aporta firmeza a la piel.
  • Carboxiterapia: mediante el dióxido de carbono en la zona se logra eliminar la grasa, mejora la circulación, aporta elasticidad y reduce la piel de naranja. Al igual, demuestra su eficacia para mejorar la fibrosis postquirúrgica.

No olvides que, para tratar la fibrosis mediante alguno de estos tratamientos, se debe acudir con médicos expertos en ellos; lo cual encamina a reducir este malestar y que otros problemas se produzcan.

0 comentarios

La información que aparece en Multiestetica.mx en ningún caso puede sustituir la relación entre el paciente y el médico. Multiestetica.mx no hace apología de un producto comercial o de un servicio.

Consulta al doctor