Bypass, ¿qué sí y qué no?