Mastoplastia reductiva: una liberación

 · 
Mastoplastia reductiva: una liberación

Tener pechos grandes también puede implicar problemas físicos hasta psicológicos, pues las emociones se quedan marcadas desde la adolescencia y acompañan un largo tiempo.

Aunque tú no lo creas, el tener unos pechos voluptuosos genera algunas consecuencias. Por ejemplo, en las mujeres con mamas grandes, que por ende son pesadas y caídas, aportan mayor carga a la columna vertebral, lo cual significa que a futuro se pueden presentar problemas cervicales y lumbares. Así también, en cuanto a la piel, se presentan algunos problemas, pues en el surco submamario se llega a manifestar infecciones a causa de bacterias. Otro factor en el cual afecta el tener senos con gran dimensión, es que a menudo las mujeres se topan con problemas de vestimenta, ya que es difícil para ellas encontrar prendas adecuadas que cubran esta parte, que, comúnmente les incomoda o avergüenza.

En la parte de actividad física o ejercicio, la gigantomastia es incómoda, tal es el grado de complejidad que algunas mujeres prefieren renunciar a ciertas actividades deportivas.

La intervención de reducción de mamas

asimetria.jpg

La técnica quirúrgica que se encarga de disminuir el volumen de las mamas lleva por nombre, Mastoplastia reductiva, la cual se encarga de reducir el tejido mamario. En este procedimiento se tiene que retirar piel, grasa y la glándula del cuadrante inferior de la mama. Al extraer los ya mencionados, el pecho lucirá más pequeño, ligero, esbelto y de un tamaño "normal".

La duración de la mastoplastia reductiva, dependerá de las dimensiones del pecho. Al tratarse de hipertrofia moderada, la intervención lleva un tiempo de 3 horas. Pero, al ser un caso donde el tamaño de las mamas sea más grande, la cirugía se prolonga más tiempo.

La anestesia que se emplea es general. En casos cuando la reducción es limitada, la anestesia local con sedación se puede emplear.

Postoperatorio de mamoplastia de reducción

En el proceso de postoperatorio, el dolor es nulo. Las molestias que podrá encontrar la paciente, es portar un incómodo vendaje y una mala posición al dormir.

Una vez pasados de 8 a 10 días, la paciente muestra una recuperación casi en su totalidad. En casos donde la dimensión de las mamas es mayor, algunas heridas pueden tardar más en sanar.

Por otra parte, es común que la mastoplastia reductiva se acompañe de otro procedimiento, el levantamiento de seno, ello sucede porque al contar con un pecho grande también se padece de la caída de éste.

Ventajas de la reducción mamaria

shutterstock-247257286.jpg

Tener un problema de postura a causa de mamas grandes, al realizarse una reducción de mamas queda solucionado. Lo mismo sucede con los problemas en la columna vertebral.

Al igual, la mastoplastia reductiva termina con aquellos problemas de vestimenta, ahora será más fácil para la mujer poder vestir prendas a su gusto, sin enfocarse en querer ocultar sus pechos. Lo mismo sucede con el deporte, la mujer puede incorporarse a actividades físicas sin ningún problema.

Una de las cuestiones más comunes en este procedimiento, la cual en ocasiones frena el interés por realizarse es ¿Después del procedimiento se puede amamantar a los hijos? La respuesta es sí, absolutamente sí. Si bien, se reduce el tejido glandular, pero queda el necesario para proporcionar leche a los bebes.

Desventajas de la reducción de pecho

Probablemente la única desventaja en cuanto a este procedimiento, es la cicatriz que queda en el seno. En la actualidad, gracias a los avances, es posible que se logre la reducción de cicatriz, la cual apenas es notable.

No obstante, con la Mastoplastia de Reducción, se consiguen más beneficios, así que, la aparición de una cicatriz no se compara con las mejoras que brinda este procedimiento.

Comentarios (0)

Consulta al doctor