¿El fin para el lifting?

 · 
¿El fin para el lifting?

Esta era tal parece que está destinada a obtener los tratamientos y técnicas menos invasivas para conseguir el rejuvenecimiento facial y así terminar con las arrugas, líneas de expresión y demás afecciones que dan la bienvenida a los años, olvidándose así de las cirugías plásticas y el tener que pasar por quirófanos, pre operatorios y post operatorios.

La medicina estética ofrece una amplia gama de tratamientos y técnicas que hacen que las personas no tengan que pasar por quirófano, burlándose así de todo lo que implican los procedimientos invasivos.

Esta nueva era comienza desde hace una década y países como Argentina logra posicionarse entre el primer lugar de aquellos que se inclinan más por esta tendencia. Es común ver a argentinas desviarse a los tratamientos estéticos y evadir el quirófano.

shutterstock-188473847.jpgEn la actualidad se exponen una amplia gama de tratamientos, los cuales van de la mano con el uso de tecnología y aparatología que hace el tratamiento más funcional. Además, estos tratamientos son más confiables y precisos, entregando así resultados más eficaces. Pero, a este tipo de tendencia, del optar por tratamientos no invasivos, se respaldan de investigaciones y estudios que aseguran y su efectividad y logran desaparecer aquellas interrogantes que existían décadas atrás.

En la década de los 90, el lifting se llevaba la estatuilla si de combatir los signos de envejecimiento se trataba, ello porque no existían otras alternativas y no se tenía mayor conocimiento. En aquel entonces, debido a la falta de alternativas, las personas a edades tempranas tenían que recurrir a este tipo de intervención.

El cambio en el rejuvenecimiento facial ha sido tan radical que, ahora el lifting se empieza a considerar a partir de los 60 años y no de los 45 como se hacía antes. La medicina estética no solo retrasa el envejecimiento sino también el uso del lifting facial, que incluso se puede descartar para siempre, lo cual se debe al uso de nuevas tecnologías y tratamientos no quirúrgicos.

Las mentiras del lifting

El lifting es un procedimiento que nace con el objetivo de hacer frente a los años. Se enfoca especialmente en tensar la piel, pero precisamente por esta característica, no se encuentra que la piel de las personas recuperen su volumen y vitalidad. Sin embargo, el lifting es más concurrido por personas de edad avanzada, cuando los tejidos han perdido firmeza; se muestran caídos y presentan mucha flacidez, incluso existe adiposidad en éstos.

El lifting facial es un procedimiento que no se rinde fácilmente, aun presenta batalla y es difícil que desaparezca, puesto que es un procedimiento que permite obtener el balance entre piel excedente y volumen; dar tensado. Por otra parte, cuando el lifting se realiza sin antes corregir el volumen e hidratación, puede delatar más que éstos dos factores faltan, pues los rasgos óseos de la cara resaltan más. Las áreas faciales que se delatan son: mentón prominente, malar, surcos; lo cual lo señalan los especialistas.

Las personas por tener una agenda más saturada, carentes de tiempo, son los que obviamente elegirán una técnica menos invasiva, por lo que la medicina estética da la clave perfecta para elegir tratamientos eficaces y que la persona realice su vida cotidiana sin ningún problema.

Los tratamientos que corrigen los signos de la edad

Un factor que influye considerablemente en la elección de técnicas no invasivas, es su procedimiento: ambulatorio. En éstos la persona tiene la oportunidad de adaptarlos a sus necesidades: estéticas, tiempo (sin interrumpir su agenda).

Ácido Hialurónico

Uno de los principales aliados para lograr un rejuvenecimiento facial es el uso de los rellenos, por ejemplo: el ácido hialurónico, el cual consiste en proporcionar volumen (uno de los principales signos de la edad).

Una de las principales ventajas del ácido hialurónico es que es un componente del organismo, y pese a que en un principio se utilizaba para reponer el que el cuerpo perdía naturalmente, ahora ya se emplea para fines estéticos: dar volumen, estimular la producción de colágeno, rejuvenecimiento.

Este tipo de relleno tiene la capacidad de retener agua, por lo que la piel estará hidratada, lo mismo sucede con los tejidos, y en conclusión, la piel mejora su calidad.

Toxina butolínica de tipo A

El botox es uno de los tratamientos estéticos más demandados y aplaudidos para hacer frente al envejecimiento. Esta toxina proporciona volumen y es el ideal para tratar afecciones como: arrugas, líneas de expresión, que además de delatar la edad, da a la persona un aspecto de cansancio.

botox.jpg

Para mejorar el semblante y las condiciones del rostro, en especial de dar un aspecto jovial, es una alternativa aplicarse toxina butolínica, pues su efecto no solo corrige arrugas dinámicas (originadas por la gesticulación), sino que también es un tratamiento que ayuda a prevenir de la aparición de líneas de expresión. Este tratamiento por sus características, invita a que las personas lo apliquen antes de que los pliegos por arrugas profundicen.

El botox consiste en relajar de manera directa el músculo responsable de que la arruga se manifieste, por lo tanto no se marcará la arruga, en especial aquellas que nacen por la gesticulación. Si bien, la toxina butolínica es enemiga de las arrugas estáticas, pero cuando éstas existen a pesar de tener el rostro en reposo, como alternativa se tiene al ácido hialurónico.

Pero la buena eficacia de la toxina butolínica no solo se centra a las líneas de expresión, sino también a corregir las ojeras y otras áreas corporales, donde diferentes marcas están diseñadas a tratar zonas específicas. Un ejemplo claro de las líneas (marcas) que sí es efectivo y para nada invasivo, es la aplicación de gel a base de lidocaína, que por su efecto analgésico y homogeneidad, brinda resultados naturales, que son también los que últimamente las personas desean.

Otros tratamientos para el rejuvenecimiento facial

shutterstock-243425149.jpg

Tanto el ácido hialurónico como la toxina butolínica pueden inyectarse, pero cuando son combinadas con otros procedimientos, los resultados son verdaderamente sorprendentes.

Hoy en día, hay diversas alternativas que la aparatología ofrece y logran conseguir un efecto lifting: tensar la piel. Si esta aparatología se combina con otros tratamientos, el rejuvenecimiento es integral.

Los tratamientos que brindan un efecto lifting es el láser CO2 efecto Deep. Su función es adentrarse con profundidad en la piel. Además, los resultados son inmediatos, en la primera sesión se muestra mejoría en la tensión de la piel.

Cuando los tratamientos se acompañan con radiofrecuencia bipolar y multipolar, se produce un efecto de calor a profundidad de la piel. Estos tratamientos ayudan a recuperar colágeno natural y elastina. La piel después del tratamiento será y se notará suave.

Por otra parte, el Ultrasonido Focalizado es ideal cuando se necesita mejorar la tensión a nivel muscular. Tiene la capacidad de trata a capas más profundas.

Comentarios (0)

Consulta al doctor